miércoles, 27 de julio de 2016

Benín, la ruta de los esclavos


Son las 12 del mediodía y acabamos de salir del Templo de las pitones de Ouidah, localidad considerada la capital del vudú. El sol cae a plomo sobre nuestras cabezas y el ambiente es muy húmedo, acentuando la sensación de pesadez que parece querer impregnarlo todo. 
Así y con todo, nos disponemos a conocer el motivo principal por el que los barcos europeos, ente los siglos XV y XIX se acercaban a estas costas: el tráfico de negros.
El comercio negrero en esta zona de la costa de los esclavos se organizó a parir del fuerte de Sao Luiz de Juda (hoy Ouidah) pero hoy no quedan restos del mismo así como de ninguna otra edificación de la que se sirvieron los esclavistas de la época. 

Sin embargo recorrer el camino de lo que debieron ser los últimos momentos de los esclavos en tierra africana puede llegar a poner los pelos de punta: un monumento nos recuerda el lugar donde eran enterrados los esclavos que llegados a este punto no podían soportar la idea de embarcarse, revelándose a sabiendas de que su fin era ser ajusticiados en ese mismo momento; existe un árbol que debían rodearlo 3 veces en la creencia de que sus espíritus podrían regresar a Africa cuando sus cuerpos murieran. La puerta del no retorno escenifica el fin de su vida en Africa y el comienzo de un viaje inhumano hasta las costas de América.

Terminamos la mañana tomando agua de coco y paseando por la orillas de unas playas que fueron el escenario de uno de los capítulos más vergonzosos de la historia y de unas consecuencias terribles, sobre las que ahondaremos en próximos post, para el continente africano.



Benín, ruta de los esclavos
Escultura realizada sobre un tronco que refleja el comercio de esclavos

Benín, monumento a las víctimas de la esclavitud
Monumento a las víctimas de la esclavitud
Benín, plaza de la subastas de esclavos
Plaza de la subasta
Benín, árbol del retorno del espíritu
Árbol del retorno del espíritu
Benín, puerta del no retorno
Puerta del no retorno
Playa en Benín
Playas de Ouidah




miércoles, 13 de abril de 2016

Comiendo en Benín: los maquis

Hablar de comida en Benín, sin duda alguna, es hablar de los “maquis”. Pequeños locales situados generalmente a pie de carretera y regentados por la “máma”, siempre una señora de mediana edad y, casi siempre,  un poco entrada en carnes.
Viaje de kasbah Itran a Benín
Comiendo en un maquis
La comida es sencilla pero muy sabrosa: generalmente encontramos dos grandes cazuelas, una de ellas con salsa de cacahuete y otra con salsa de tomate. Deberemos elegir pollo, pescado o más raramente carne de vaca sobre los que verterán una de estas salsas acompañados en muchos casos de arroz. También en algunos sitios te sirven un trozo de queso cocinado. Si eres de picante, no olvides pedir un platito de pimientos verdes finamente cortados. 
No suelen tener pan como lo entendemos en Europa, aquí te sirven unas bolas blancas hechas generalmente de harina de maíz, y más en el norte de ñame, con las que untar la salsa y llevártela a la boca.
Para la cena también hay “mámas” que ofrecen ensaladas de lechuga con tomate natural, spaguettis, patatas fritas, zanahorias guisadas…
Y todo esto lo puedes comer sin ningún miedo, al menos esta es mi experiencia, lo que sin duda es una gran ventaja para los que viajan por este fantástico país.
Fotos de Luis Escribano
Nuestros viajes a Benín

Viaje de Kasbah Itran a Benín
Salsas de cacahuete, tomate y tomate con picante

Viaje de Kasbah itran a Benín
Preparando la harina de ñame



Cerveza La béninise
Cerveza "La Béninoise"
Vendedora de queso en Benín
Vendedora de quesos

jueves, 10 de marzo de 2016

La fuente de las mujeres

Esta película rodada en Marruecos, pero que pretende trasmitir el ambiente rural de cualquier aldea de oriente medio, aborda los conflictos que se producen en una pequeña comunidad ante la llegada de nuevos aires de cambio. 
En la película encontramos personajes frustrados, como el hombre de mediana edad al que sus padres le obligaron a dejar de estudiar cuando era pequeño, otros que han podido cambiar, como el maestro, pero que se encuentran rodeados de una mentalidad asfixiante que les genera una lucha interna entre sus ideas y las de su propia familia y vecinos.
Pero sobre todo encontramos un grupo de mujeres fuertes que van a ser capaces de hacer cualquier cosa para mejorar su vida y adaptarla a los nuevos tiempos. Unas mujeres que ya no aceptan una organización de la vida familiar impuesta desde el pasado por los hombres de su aldea.

la fuente de las mujeres

En la película también aparecen personajes que habiendo tenido la oportunidad de abandonar la aldea para ir a estudiar a la ciudad, regresan con un mensaje radical del islam que nada tiene que ver tampoco con las tradiciones de la comunidad. Este es el dialogo que se produce entre una madre anciana y su hijo que regresa a la casa familiar:

Madre - Respóndeme a esto Rachid, soy tu madre, ¿por qué he de llevar velo?
Hijo - Porque eres mujer.
Madre - La misma que te parió a ti y a tu barba. ¡Levanta!
(El hijo se levanta y recibe un bofetón de su madre)
Madre - ¿Por qué he de cubrirme?, ¿por qué he de esconderme?, ¿tengo que taparme por qué soy un objeto satánico de lujuria?. Pues si tu padre no hubiera sentido deseo por mi, tu no estarías aquí.
… Hoy en día las mujeres somos libres. Que te quede claro. No somos de nadie ni somos una posesión. Si los hombres desean a las mujeres es por que esa es la voluntad de Alá pero nunca debéis hacernos esclavas ni debéis taparnos con la intención de reprimir vuestro deseo. Cerrar vosotros los ojos si queréis reprimir ese deseo y vuestros impulsos satánicos. 
¡Tapad vuestros ojos en vez de nuestras caras!


La fuente de las mujeres
Director: Radu Mihaileanu
Año: 2011


miércoles, 9 de marzo de 2016

Cocinando un tagine

Un tagine esencialmente es un guiso de verduras con carne (cordero, ternera, pollo…), también puede ser solo vegetal e incluso de pescado ( el tagine de albondigas de sardinas  es espectacular). 
Su nombre viene del recipiente de barro donde se cocina, el tagine, básicamente un plato hondo de barro con una tapa cónica abierta en la parte superior.
En las familias bereberes es un plato de mediodía, dejando siempre el cuscus para la cena. 

El modo de consumirlo sigue unas pautas muy marcadas: dejan el tagine en el centro de una mesa circular y el cabeza de familia reparte pedazos de pan para todos los comensales tras lo cual se destapa. La comida se lleva a la boca utilizando un pedazo de pan a modo de cubierto que presiona contra el borde del tagine para recoger la verdura. Hasta que no se termina con la parte vegetal, no empiezan a comer la animal, apenas un hueso con pedazos de carne adheridos en las familias más modestas. Para ello, de nuevo el cabeza de familia trocea con sus manos la carne y la reparte equitativamente, ofreciendo siempre la mejor y mayor parte al invitado.


Tagine de ternera

Ingredientes

Ingredientes:
  • Jengibre
  • Comino
  • Curcuma
  • Pimienta negra
  • Perejil o cilantro
  • Aceitunas
  • Tomates
  • Zanahorias (mejor ahuecadas para que queden muy blandas)
  • Calabacín
  • Pimiento verde
  • Cebollas
  • Patatas
  • Carne de ternera
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación de un tagine

Preparación:
1.- Calentar el aceite y cubrir el fondo con una capa de cebolla cortada en juliana.
2.- Poner la carne en el centro del tagine, haciendo una “montañita” alejada de los bordes.
3.- Añadir sobre la carne 4 cucharadas pequeñas de comino, 4 de curcuma, perejil y sal.
4.- Cubrir con zanahorias y patatas en panadera el perimetro de la carne.
5.- Añadir el calabacín en láminas.
6.- Pimiento verde.
7.- Otra cucharada de comino, añadimos agua templada si fuera necesario y cerramos.
8.- Aproximadamente 90 minutos a fuego lento ( si es de carbón mucho mejor).
9.- Rodeamos el guiso con rodajas de tomate pelado y añadimos aceitunas y perejil.
10.- Una cucharada de pimienta negra, tapamos y dejamos cocinando otros 20 minutos.

Curso de cocina bereber organizado por Kasbah Itran

martes, 8 de marzo de 2016

Maison Tiskiwin, un museo en Marrakech que no te debes perder


Cuando percibas que ya has dado suficientes vueltas por la medina, que has visto babuchas de cientos de colores, que ya hasta los vendedores te llaman por tu nombre..., es el momento de buscar un poco de calma y una de las mejores manera de hacerlo es ir a visitar la Maison Tiskiwin. Así que intérnate en la Rue des Banques, situada entre el café de la France y el restaurante Marrakchi, después a la derecha por la Rue Riad Zitoun y en 5 minutos encontrarás este pequeño museo ubicado en un bonito riad.

La exposición propone un viaje a través de lo que fueron las rutas caravaneras entre el norte de África y el África subsahariana. En este pequeño espacio unas piezas muy bien documentadas nos trasladan a Marruecos, Niger, Malí y Mauritania. El objetivo evidente de la muestra es ahondar en el auténtico origen africano de Marruecos, lo que así leído parece una obviedad, ¿acaso Marruecos no está en África?. Sin embargo el estereotipo dominante, tanto para extranjeros como para muchos de los locales,  es el de un país árabe y olvidan que realmente Marruecos es un país bereber (amazigh), es decir con una cultura y una lengua, el tamazigh, tan africanos como los Masai de África oriental.
Patio del museo
Recreación de una jaima nómada de Marruecos 
Objetos tuareg




Objetos del África Subsahariana

martes, 9 de febrero de 2016

Nuestro nuevo destino en África occidental: Benín

La desgracia, en forma de inseguridad, en la que está sumida desde hace varios años Malí, nos ha impedido organizar más viajes a este fantástico país por el que habíamos apostado muy fuerte. Para nosotros es un inconveniente pero para nuestros amigos de Malí una auténtica catástrofe familiar. Desde luego en cuanto las condiciones mejoren regresaremos y con muchas ganas.
Pero la vida debe continuar y no queremos renunciar a viajar a África occidental: nos vamos a Benín, uno de los países menos conocidos y más enigmáticos de toda África. 
Siguiendo el mismo esquema de trabajo que tan buenos frutos nos ha dado en otros países, nos hemos asociado con Assou Cosme, licenciado en Filología Española por la Universidad de Abomey y gran conocedor de la increíble variedad de etnias y tradiciones con las que cuenta el país. En nuestro viaje nos acompañarán, además de Cosme, una estudiante de turismo conocedora de varias lenguas locales.
En fin, un viaje fascinante a las tradiciones africanas, a los misterios del Vudú y al triste pasado esclavista que asoló estas costas.

Fechas confirmadas: del 18 al 27 de marzo.
Viaje a Benín
Cosme con su madre







viernes, 5 de febrero de 2016

Lo mejor de los viajes eres tú, si tú

La población local, el contacto con otras culturas, los paisajes, la comida, la bebida, el calor, el frío, las anécdotas divertidas y las no tan divertidas… sin duda experiencias inolvidables que nos enriquecen enormemente.
Pero después de más de 10 años organizando viajes, me quedo con lo más importante, las personas con las que tienes la suerte de compartirlos.
Algunas de ellas me han acompañado en todos los destinos a los que hasta ahora hemos podido viajar: Marruecos, Malí, Albania y ahora también en Benín y Perú. Hemos compartido momentos que nunca olvidaremos, vivencias que no sabríamos como explicar a otras personas pero que nosotros las entendemos perfectamente, nos hemos cuidado mutuamente en los momentos difíciles y nos hemos muerto de risa en las numerosas situaciones surrealistas que suelen pasar en los viajes…

En fin, muchas gracias.
Fotos de muchos...
Volcán Siroua. Marruecos 2004



Jbel Saghro. Marruecos 2006

Macizo del M´Goun. Marruecos 2007

Valle de la Rosas. Marruecos 2008

Malí 2009

Navegando a Tombuctu. Malí 2009

Falla de Bandiagara. País Dogón, Malí 2009

El desierto en Tombuctu. Malí 2009

Sur de Malí 2011

Cima del M´Goun. Marruecos 2013

Sur de Albania 2015

En Kasbah Itran. Marruecos 2015